Inicio » Finanzas » El control presupuestario, una herramienta de gestión clave para tu negocio

Se acerca el fin de año y, cuando tienes un negocio, eso significa que también se acerca el cierre de curso. Cuando esto ocurre, hay una pregunta que siempre se repiten la mayoría de los empresarios: ¿Cómo le irá a mi negocio el próximo año?

Son innumerables los factores que pueden llegar a influir en los resultados de una empresa. Pero, sin duda, conocerlos con antelación harán que la correcta toma de decisiones sea mucho más sencilla y objetiva. Una de las formas más conocidas para realizar esta estimación es el control presupuestario.

 ¿Qué es el control presupuestario?

El control presupuestario es un mecanismo de control financiero en el que se establecen presupuestos pronosticando las actividades con anticipación. Para ello, se realiza una comparación constante entre los resultados actuales y las cifras presupuestas para, así, calcular las variaciones y tomar medidas en consecuencia. Esto generalmente, ayuda a garantizar el logro de objetivos.

Para realizar este control es imprescindible elaborar todos los presupuestos necesarios en las distintas activades de la empresa para, más tarde, confeccionar el denominado “presupuesto maestro” que englobará toda la información y guiará lo que se va a hacer durante el periodo presupuesto que, generalmente, es el año contable.

Este seguimiento es muy importante ya que permite mantener equilibrada la contabilidad de la empresa y el cumplimiento de sus objetivos financieros a corto, medio y largo plazo. Pero, este no es su único beneficio. El control presupuestario también permite tener un mejor control de la contabilidad, hace más eficiente la gestión, facilita la organización de la empresa, permite anticipar problemas y ayuda a fijar metas realistas.

¿Cómo realizar un buen control presupuestario?

Antes de explicar cómo hacer un buen control presupuestario es importante entender cuál es la mejor manera de hacer un presupuesto. Y, para esto, debemos analizar la información de los ejercicios anteriores, marcar nuevos objetivos a corto plazo y fijar un límite de gastos para, después, crear una estructura presupuestaria de forma que cada departamento sepa qué metas corresponden en función de los objetivos de presupuesto.

Teniendo unos buenos presupuestos establecidos, vamos a explicarte paso a paso cómo implementar el proceso de control presupuestario siguiendo la metodóloga básica en gestión de proyectos. Pero antes, debes saber que actualmente ya existen herramientas y profesionales que te ayudan a realizar este tipo de tareas. En Ventium, ponemos a tu disposición una software financiero que te permite estar al día de la contabilidad de tu empresa para que puedas tomar las mejores decisiones basándote en datos reales. Además, siempre contarás con la asesoría financiera de nuestros profesionales.

Ahora sí, el primer paso para realizar un control presupuestario es, como ya hemos comentado, planificar el presupuesto. Cuando tengamos esto, debemos comenzar a ejecutar el planes estableciendo tiempos para cumplir los nuevos objetivos. Una vez puesto en marcha, es importante controlar y monitorear el presupuesto realizando revisiones constantes. Esto dará una visión real del panorama financiero.

Al mismo tiempo, también debemos establecer ciclos de evaluación que permitan comparar resultados. Pueden ser mensuales, trimestrales, semestrales o anuales, dependiendo de las necesidades de cada negocio. Esto nos llevará al último paso, pero no menos importante: hacer ajustes. Si con las evaluaciones y revisiones vemos que la consecución de objetivos no está siendo la esperada, debemos plantear soluciones y efectuar los ajustes necesarios para reiniciar el ciclo del control presupuestario.